El cliente es lo más importante para un negocio. Si tienes el mejor producto o servicio, pero nadie lo compra, no ganarás nada. El servicio al cliente es importante antes, durante y después de la venta.

¿De qué depende un buen servicio al cliente?

De desarrollar una “actitud de servicio” aplicando el principio 90/10 de Covey: 10% de la vida es lo que te sucede y 90% es tu reacción. No tienes control sobre el 10 %, pero sí sobre el 90%, es decir, un mismo escenario puede tener un final distinto según tu reacción y el manejo de tus emociones. Cuando enfrentes una situación difícil o estresante con un cliente, controla el 90% y dale lo mejor.

Estos son otros aspectos a considerar en la atención al cliente:

Antes de la venta: atraer clientes al negocio, que conozcan el producto o servicio

  • Rótulo con nombre o logotipo; la imagen del negocio es la carta de presentación.
  • Folleto con descripción del producto o servicio, beneficios, promociones, fotos, etc.
  • Local limpio y en orden.
  • Propietario y trabajadores bien presentados, en lo posible con un uniforme sencillo (camiseta o chaleco).

Durante la venta: cerrar el negocio con el cliente

Revisa estos tipos de actitudes que influyen en la calidad de la atención al cliente:

¿Sabes por qué es tan importante brindar un servicio al cliente de calidad?

Mira cómo tratar a los distintos tipos de cliente:

  • Agradece al cliente fiel que está satisfecho, compra con frecuencia y recomienda.
  • Escucha al cliente inconforme que critica y se queja, hazte cargo de sus peticiones para que se sienta comprendido.
  • Gana la simpatía del cliente indiferente a quien no le interesa compartir y solamente compra, para que se sienta en confianza.
  • Pon atención al cliente a quien todo le molesta y está apurado, para que sienta tu interés; dale alegría.

La importancia de la cortesía

  • Ponte en el lugar del cliente y atiéndelo como te gustaría a ti.
  • Recíbelo con un saludo amable, voz adecuada y llámalo por su nombre si lo conoces.
  • Recuerda que un cliente mal atendido no volverá y no te recomendará.

Las promociones

Son una herramienta útil para aumentar las ventas. No son muy costosas, pueden subir las ganancias y fidelizar al cliente, es decir, generar su lealtad para que siga comprando.

Por ejemplo:

  • Venta normal: $10
  • Venta con descuento de 25%: $7.5
  • Promoción segundo a mitad de precio: $10 + $5 = $15 (cada uno a $7.5)

Con la promoción logras que el cliente se interese en comprar dos unidades, mantienes el descuento de 25%, pero tu ganancia se incrementa.

Después de la venta: convencerlo de que vuelva a comprar

Registra los datos del cliente para mantener contacto a través de correo electrónico, teléfono, dirección, etc.:

  • Agradece por la compra
  • Informa de descuentos o promociones
  • Saluda por cumpleaños, navidad, día de la madre, etc.

Artículos relacionados:

Con una estrategia correcta podrás generar más ventas. Conoce cómo

Aprende a manejar de manera correcta los créditos

¿Se te hace muy difícil ahorrar? Conoce estos 4 métodos para lograrlo

Fuente: Cuida tu Futuro (curso Yo Mejoro Mi Negocio / CDM – Teleduc)