La inteligencia emocional se define como la capacidad de comprender las emociones propias y de los demás.

Esta implica:

  • Tomar conciencia de las emociones
  • Comprender los sentimientos de los otros
  • Automotivarse
  • Manejar las emociones propias
  • Establecer relaciones: empatía

El manejo de la inteligencia emocional de una empresa depende de su organización, pero siempre está presente porque está formada por personas y, por ende, hay emociones y sentimientos.

Además de la inteligencia emocional, existen las inteligencias:

  • Cognitiva
  • Social
  • Cultural

Se considera que 85% del éxito de un profesional tiene que ver con la inteligencia emocional. En algunos cargos puede ser de importancia la inteligencia matemática por ejemplo (parte de la inteligencia cognitiva), pero el manejo de la inteligencia emocional es un factor muy significativo.

En todas las empresas es valioso tener gente que entienda sus emociones y las de los demás. Por ello es importante que los procesos de selección sean adecuados. Con mayor razón si la empresa es pequeña, pues hay más interacción entre los miembros, con mayor y más frecuente flujo de emociones y sentimientos.

La inteligencia emocional también se aprende con experiencia y práctica, y del ejemplo. Mostrar a los colaboradores que las emociones se pueden manejar, puede ser muy valioso para el personal de la empresa y, por ende, para la organización en sí.

Busca prepararte en este aspecto, ya que el manejo de las emociones facilita las buenas relaciones laborales y personales, y fortalecerás tu liderazgo.

Artículos relacionados:

Si tienes una PYME, toma en cuenta estos consejos para que no cometas los errores más comunes

¡La teoría es importante para ser un profesional exitoso! Conoce qué es la administración y sus principales funciones

El manejo del personal es vital para que tu microempresa crezca. Conoce aquí cómo administrarlo de manera correcta

Fuente: Archivos Académicos USFQ 5, Julio 2016