Inteligencia emocional: cómo desarrollarla desde la infancia hasta la madurez 

Por Marithza Vélez 

La inteligencia emocional (IE) es entender, procesar y controlar las emociones.

El manejo del dinero tiene mucho que ver las emociones. Por ejemplo, cuando uno está muy alegre o triste, tiende a comprar. Con actitud positiva se trabaja mejor se tienen mejores relaciones, negocios y ventas.

¿Qué incluye la IE? El componente hereditario y el ambiente en el que creces y te desarrollas, afecta a tu IE. Si tus padres gritan para conseguir las cosas, tú vas a actuar así, pues es lo que has visto. Son componentes que no están bajo tu control.

Uno de los componentes más importantes de una persona inteligente emocionalmente, y que se puede adquirir, es la resiliencia. Hay que incorporar en la vida esta facilidad de adaptación o resiliencia. Si debes mudarte de ciudad o país, te es fácil adaptarte al nuevo espacio. Si te casas o pierdes tu pareja, te adaptas a la nueva situación.

Tener concentración y escucha: En la infancia, se puede desarrollar la IE a través de unos padres que escuchan, observan y tienen reglas claras. Hablar mucho y distraerse con el celular o la televisión, provoca que el receptor no aprenda a escuchar y sea disperso. Si el niño o el joven es malcriado, los padres deben observar su comportamiento y ponerle reglas: ¿vas a usar el celular todo el día? Tú pagas el plan. O establecer un horario para ver televisión.

La responsabilidad es otro componente de la IE. ¿Cómo enseñar a los jóvenes a manejar el dinero, cuando valoran más su libertad y su diversión? Abordándoles con los temas que prefieren: ¿quieres diversión? ¿Quieres viajar? Este es tu presupuesto. Manéjalo. Viviendo la experiencia van a aprender a ser responsables.

Otro componente de la IE es el optimismo. Hay gente que ve el vaso medio vacío pero puede cambiar y volverse más positivo. Un padre o madre positivos crean hijos positivos. ¿Cómo? Con una comunicación objetiva, clara, directa, amplia.

Así cueste, la niñez es el momento para educar la IE. Después es más difícil, pero no imposible.