Revisa este “ABC” del crédito para que sepas cómo usar esta herramienta necesaria para alcanzar metas.

¿Qué es el crédito?

Es el préstamo de dinero por parte de una entidad financiera, con el compromiso de que sea devuelto con intereses en un plazo determinado.

Antes de solicitar un crédito

  1. Ten claro cuál será el destino del dinero y evalúa si es urgente o puede esperar.
  1. Haz un diagnóstico de la situación de tus finanzas para saber si puedes endeudarte sin caer en mora ni dejar de atender tus necesidades o las de la economía familiar.
  • Grado de endeudamiento

Divide el valor de tus deudas (préstamos y gastos fijos mensuales) para tu ingreso neto. Por ejemplo:

Deudas y gastos mensuales: $100

Ingreso neto: $300

100 / 300 = 0.33 * 100 = 33%

El grado de endeudamiento máximo ideal es 30% del ingreso. Si es menor, hay poco riesgo de sobreendeudamiento; si es mayor, es preferible evitar otra deuda.

  • Capacidad de pago

Resta todos tus gastos de tu ingreso neto, para saber el dinero libre que podrías destinar a las cuotas. En el mismo ejemplo:

300 – 100 = 200

Debes tomar en cuenta también los gastos variables, como entrada a clases, vacaciones, regalos de navidad, etc.

Componentes del crédito

Las instituciones financieras ofrecen varios tipos de créditos, que se diferencian en la tasa de interés y el plazo, según su destino.

  • Consumo: crédito a corto o mediano plazo, para adquirir bienes o servicios.
  • Hipotecario: para compra de vivienda.
  • Comercial: para adquirir bienes, invertir o multiplicar el patrimonio de las empresas.
  • Microcrédito: para consolidar los negocios de las microempresas.

Todos estos tienen términos comunes:

  • Capital: monto de dinero recibido en préstamo.
  • Prestamista o acreedor: quien presta el dinero.
  • Prestatario o deudor: quien pide prestado el dinero.
  • Plazo: tiempo pactado para devolver el dinero.
  • Interés: costo del uso del dinero.
  • Interés de mora: se genera por atrasos en los pagos (se calcula sobre el saldo de capital vencido y el número de días de atraso).
  • Gestión de cobranza: valor que se cobra por gestiones realizadas para recuperación de cuotas vencidas, en función del monto y los días de atraso.
  • Servicios de terceros: monto a pagar por servicios contratados, como seguros.
  • Tabla de amortización: plan de pagos; detalla el plazo y monto a pagar cada mes de capital, interés y servicios de terceros.

Costos de un crédito

  • Tasa de interés: representa un porcentaje del dinero prestado y puede ser expresada de manera mensual o anual. Las tasas y el plazo cambian según el destino del dinero. Por ejemplo (referencial solamente):

Crédito de consumo: plazo de 1 a 60 meses, tasa según el uso: educativo, libre inversión, rotativo.

- Tarjeta: plazo de 1 a 36 meses, tasa más alta.

Crédito de vehículos: plazos hasta 5 años, tasa moderada.

Crédito hipotecario: plazo hasta 30 años, tasa más baja.

  • Costos asociados: pueden pagarse al inicio del crédito o en cuotas y pueden ser fijos o variables; algunos ejemplos:

- Seguro de vida: para garantizar el pago de la deuda en caso de fallecimiento.

- Notaría y registro: para crédito hipotecario.

- Registros: para crédito de vehículo.

- Avances en efectivo: para tarjeta de crédito.

Es muy importante que te informes sobre las características del crédito y preguntes cualquier duda antes de obtenerlo, para que conozcas todas las condiciones del compromiso.

Artículos relacionados:

¿Se te hace muy difícil ahorrar? Conoce estos 4 métodos para lograrlo

¡Desde pequeño, dando grandes pasos! Enseña a tus hijos el valor del dinero, siguiendo estos consejos

Conoce los tipos de deudas y a cuáles puedes acceder

Fuente:

http://www.asobancaria.com/sabermassermas/home/credito/abc-del-credito/